¿Amante del sexo oral? Conoce a Barbarella, la primera silla erótica

Este inusual mueble se presentó por primera vez en el Salón del Mueble en Milán en 2003 y desde entonces se ha popularizado su uso entre los amantes y curiosos del placer 

Para muchos la práctica del sexo oral podría ser un poco complicada en cuanto a posiciones, es por ello que Andrés Amaya un diseñador mexicano fabricó un mueble erótico pensado exclusivamente para los amantes de la intimidad.

La silla Barbarella fue la primera diseñada para la línea erótica de dichos muebles. El objetivo es que la mujer descanse en la silla mientras el hombre le hace sexo oral a ella. El famoso término “cunnilingus” para describir la sensual práctica, es la palabra que todos mencionan.

Barbarella, se presentó por primera vez en el Salón del Mueble en Milán en 2003. “Permitía la realización del cunnilingus a la mujer con el hombre abajo, y en ella la mujer queda como en una especie de trono”.

Pese a que el mexicano Andrés Amaya no es el primero en hacer muebles eróticos, sus sillas se han convertido en las más reconocidas, llegando a venderlas hasta en 3 mil dólares.

Entre sus piezas predilectas están la Barbarella, el Felatio y el Montao, que funcionan para diferentes encuentros sexuales: heterosexual, homosexual, oral y swinger.

Reporte1.com/ Con información de Noticiaaldia

Compartir