Aumentos salariales en 2017 suman 140% pero se diluyen en la inflación (+Infografía)

Con el aumento del salario mínimo de este 1° de julio, gremios, economistas y trabajadores advierten que la medida se reflejará en los precios, y que es muestra de la pérdida del poder adquisitivo del venezolano 

Un nuevo aumento salarial, el tercero de 2017, fue decretado por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, el pasado domingo, con lo cual el sueldo mínimo pasó de 65.021 mil a 97.531 bolívares, mientras que sumó dos unidades tributarias al bono de alimentación, que pasó de 135 mil a 153 mil bolívares, alcanzando así un total de 250 mil 531 bolívares mensuales.

Este incremento sería el onceavo desde 2015, cuando se ubicaba en febrero de ese año en 5.622 bolívares, alcanzando en el mes de noviembre Bs. 9.648,16, con 4 decretos similares, que significaron 75% de ajuste anual.

Para 2016, el presidente también decretó cuatro incrementos salariales, que llevó el ingreso mínimo de los trabajadores de 11.577 bolívares a 27.092 bolívares, para un total de 120% anual.

En enero de 2017 este salario se ubicó en 40.638 bolívares, en mayo fue elevado a 65.021 bolívares y a partir de julio, pasará a 97.531 bolívares.

En lo que va de este año, los tres aumentos del primer semestre, suman 140%, una cifra importante, sobre todo contando con que vendrán más medidas de este tipo, según adelantó el jefe de Estado en su alocución del pasado domingo.

Presentamos aquí una infografía de Reporte1.com sobre los aumentos salariales decretados en el último año:

Al respecto, el director de la firma Ecoanalitica, Asdrubal Oliveros, ponderó que esta nueva medida es un síntoma de que la economía venezolana está muy mal y observó preocupante la frecuencia con que se está aumentado el ingreso mínimo, en vista que el último se había decretado apenas hace dos meses, el 1° de mayo.

Aunque el presidente Maduro aseguró forma parte de la “lucha contra la guerra económica y la guarimba”, Oliveros advirtió a través de su cuenta en Twitter que los emprendedores, las pymes, el sector comercio y de servicios serán los más afectados con este nuevo aumento”, al tiempo que puntualizó que acelera la inflación, deprime el poder adquisitivo y genera desempleo.

Contracción en los bolsillos

Reporte1.com pulsó la opinión de otros actores de la economía nacional, como es el caso de los trabajadores. Empleado de una empresa trasnacional, Antony Silva, expresó que la noticia es la “ratificación de la devaluación de la economía nacional, y una razón más para el aumento de precios. También considero que podría ocasionar más despidos y cierres de empresas”.

Jesús Rojas, quien es empleado de una empresa prestadora de servicios, señaló que “cada día somos más pobres, a pesar de estos aumentos”, mientras que considera que es una medida política en vísperas de las elecciones por la Constituyente.

Empresarios ajustarán costos de productos

El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, señaló a Unión Radio, que “la presencia de aumentos salariales de forma constante es una manifestación clara del empobrecimiento de las personas”.

Explicó que la medida complicará el escenario empresarial porque según una encuesta de Conindustria, el sector está trabajando a 32% de su capacidad. “Cuando se trabaja a un 30% de su nivel histórico, todos los incrementos de costos, cuando se los pasas al precio y el consumidor lo tiene que pagar, cada vez consume menos, lo que implica un empobrecimiento y disminución de empresas”, sentenció Olalquiaga.

Antonio Sulbaran, dueño de un frigorífico en Hoyo de la Puerta, señaló preocupado que en su negocio tendrá que aumentar el precio de  productos como carne, pollo y embutidos para poder pagar el nuevo salario a sus 21 empleados, pero que esto se traducirá en una baja de las ventas. “La gente no puede comprar una bandeja de bistec en 20 mil bolívares, y eso al final también nos afecta a nosotros”.

Cada semana los venezolanos perciben aumentos en los precios de los productos en los supermercados

El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, quien también fue consultado por Unión Radio, señaló que el gobierno nacional no ha hecho nada para detener la inflación. “Hace aumentos de forma desproporcionada sin estrategias de política económica”, dijo.

Con respecto a los empresarios, expuso que deben tratar de ajustar los precios al pago de sus nóminas porque cada aumento salarial se traduce en pérdida de mercado, de clientes y de ganancia, sentenció Martínez.

Reporte1.com

Compartir