Circulación de efectivo llega a su mayor caída en 20 años con un mínimo de 1,8%

Imagen referencial

La economista María Herrera, explica que se viene un gran colapso sino se aplican los correctivos necesarios en el sistema monetario, porque la escasez de billetes aumentará significativamente

La cifra de monedas y billetes en circulación representa apenas el 1,8% del total de la liquidez monetaria de país. Según los economistas y expertos en la materia, la cantidad óptima debería superar el 15%.

De acuerdo con las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), el 1,8% de billetes están en circulación, lo que representa la mayor caída en los últimos 20 años y son los venezolanos que a diario realizan largos recorridos por diversas entidades bancarias públicas y privadas quienes sienten la falta de billetes tangibles.

El pasado 1 de junio la liquidez monetaria se ubicó en 1,2 billardos, lo que quiere decir que casi la totalidad del dinero de la economía del país es “electrónico”, si se compara con la cantidad de monedas y billetes en circulación y que apenas suman 23,03 billones de bolívares.

El circulante monetario en el país estuvo compuesto por más de 1.258 billones en depósitos a la vista, 82 billones en depósitos de ahorro transferibles, más de 23 billones en “monedas y billetes”, y finalmente más de 4,4 billones en instrumentos menos líquidos (cuasidinero), refirió Panorama.

Los expertos en economía advierten que esto se debe a la progresiva hiperinflación que hay en el país, la cual marcó 1.995% solo en el mes de mayo y 24.571 interanual, además de la incapacidad del Ejecutivo de fabricar billetes nuevos para atender la alta demanda.

De igual forma, advierten de la “errada” política de producir dinero inorgánico al torrente financiero con los repetitivos aumentos de salario e incrementos de los montos en bolívares de los bonos otorgados por el gobierno, lo que consideran como un aumento de la liquidez monetaria del país.

El economista Carlos Maldonado, dijo que “la creación de dinero inorgánico por parte del Gobierno avanza al mismo ritmo de la hiperinflación, pero lo que está rezagado es la creación de billetes y monedas en físico que cada día valen y se ven menos, pero es lo que más requieren los venezolanos”.

Agregó que es necesario que exista “una relación medianamente estable entre la circulación de monedas y billetes versus la liquidez monetaria. La economía venezolana necesita como mínimo una cantidad de efectivo real y circulante superior a los Bs. 200 billones (un 15%) y no los Bs. 23 billones de ahorita”

“La demanda de dinero real viene colapsando día tras día. El Gobierno quiere ganarle a la hiperinflación con dinero electrónico, inorgánico y esto lo que hace es empeorar la situación”, explicó Maldonado.

La proporción de dinero en efectivo con respecto a la liquidez monetaria, en el 2015 cuando no había crisis de efectivo, era de entre 10% y 12%, mientras que para junio de 2017, la relación de dinero en bolívares versus la liquidez fue del 7%. Lo que quiere decir que en los bancos hay cada vez menos dinero depositado, por lo que es difícil obtener el efectivo, razón por la que los ciudadanos tienen que hacer uso intensivo de transacciones digitales.

Una mayor caída en los últimos tres años

El diputado y miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, dijo que la cantidad de billetes en circulación se ubicó en 25% en 2015. Es decir que en apenas tres años hubo una caída superior al 20%.

“En 2008 el efectivo era el 26,6% de la emisión monetaria, en 2012 el 33%, en 2015 el 25% y en 2018 apenas el 2%. A parte de ello, la hiperinflación demolió los pocos billetes en circulación”, explicó Guerra en su cuenta en Twitter.

Su colega Henkel García también apunta que la relación efectivo/masa monetaria “debería estar entre 12% y 14%. Lo más grave de todo es que la la liquidez monetaria sigue aumentando vorazmente y es dinero que no tienen ningún respaldo de las reservas internacionales. Son más bolívares sin respaldo financiero y sin valor ante la continua alza de precio producto de la hiperinflación”.

El próximo 4 de agosto entrará en vigencia un nuevo cono monetario que tendrá tres ceros menos producto de la reconversión monetaria. Pero expertos alertan que el sistema podría colapsar si no se tiene el número de piezas necesarias.

La experta en temas financieros, María Fernanda Herrera dijo que el Gobierno “no tiene la capacidad técnica para fabricar más billetes y aumentar la cantidad de dinero físico en circulación. Ya el BCV está evaluando cuáles piezas del actual cono convivirán con la nueva familia de billetes, esto con la finalidad de aumentar un poco el porcentaje de proporción de efectivo con respecto a la liquidez monetaria”.

“Si no se realizan los correctivos se nos viene un grave colapso en el sistema monetario porque la escasez de billetes aumentará significativamente. Lo más sano es que el próximo 4 de agosto se pongan a circular más de 30.000 millones de piezas monetarias nuevas para atender la demanda. A la par, se tiene que aplicar y de inmediato una política seria para frenar la inflación porque sino pasaremos de los billardos a los trillardos en poco tiempo”, advirtió la economista.

Reporte1.com/Con información de Panorama

Compartir