¡Día Internacional del Beso! Besar abre mucho más puertas de lo que imaginas

En muchos países hoy se celebra el Día Internacional del Beso, por lo que según la tradición se desarrollan múltiples competencias de besadores tras el registro de una pareja que propicio la celebración de este día tras pasar 46 horas besándose

Cada 13 de abril se enaltecen las virtudes de esta costumbre que parece olvidarse con el paso de los años, más allá de las formalidades sociales o de las relaciones sexuales.

Según la tradición el Día Internacional del Beso surgió a partir del primer registro que se tiene sobre el beso más largo de la historia que duró más de 46 horas. El Libro Guinness tiene actualmente el registro de una pareja tailandesa que se besaron durante 58 horas, 35 minutos y 58 segundos, superando la marca de las 46 horas que dio inicio a la celebración de este día.

La experta en la biología del amor, Dra. Helen Fisher, asegura que besarse es un instinto natural para estimular los mecanismos reproductivos, un poderoso mecanismo de adaptación de la especie humana. Según Fisher, los hombres prefieren los besos húmedos porque, de manera inconsciente, intentan transferir testosterona y provocar el deseo en la mujer.

La fecha es recordada también en Estados Unidos, pero se atribuye su origen a un ciudadano de ese país: A.E. Wolfram ostenta el récord mundial por haber besado a más personas durante un festival del beso: Besó a 8.001 personas, en ocho horas exactamente, en 1990.

Inolvidable y tentadora experiencia

Las primeras referencias literarias a los besos, tienen más de 3.500 años y aparecen en la literatura erótica hindú. Los estudios más recientes en la materia, afirman que la testosterona de la saliva del hombre, es suficiente como para aumentar la libido de la mujer, si los besos son suficientemente prolongados.

Los besos van más allá de lo humano, según estudios los simios avanzados juntan sus trompas en señal de reconocimiento.

Otros, apuntan que para la mayoría de las personas el recuerdo de su primer beso, perdura más en el tiempo que el recuerdo de su primera experiencia sexual.

Según la neurocientífica Wendy Hill, las sustancias químicas contenidas en la saliva nos ayudan a evaluar a una posible pareja para decidir si es la más idónea. Otros beneficios del beso consisten en la reducción de los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y el aumento de los niveles de oxitocina.

Así que si hoy aún no haz besado a alguien… ¡Atrévete! Además de proporcionar beneficios al organismo, es la forma mas divertida, sensual y gestual de demostrar el amor hacia tus seres queridos

Reporte1.com / Con información de Nueva Mujer

Compartir