Enrique Márquez aseguró que algunos líderes chavistas repudiaron ataque a la AN

El parlamentario Enrique Márquez repudió el ataque violento a la sede del Parlamento, y responsablizó al gobierno y a la GNB por permitir la violencia 

El diputado opositor de Un Nuevo Tiempo (UNT), Enrique Márquez, aseguró que varios dirigentes oficialistas condenaron el ataque al Parlamento que se suscitó el pasado miércoles, por grupos identificados como chavistas, que dejó un saldo de al menos 20 heridos, entre ellos siete diputados.

“Ayer hubo conversaciones vía telefónica y debo decir que algunas de las personas que nos llamaron efectivamente ayudaron”, dijo Márquez a la emisora privada Unión Radio que puso como ejemplo la llamada que recibió del dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Rodrigo Cabezas.

“Rodrigo se comunicó con nosotros ayer, recordemos que él es directivo del PSUV y otras personas como él se comunicaron alarmadas por lo que estaba ocurriendo porque no están de acuerdo con esto”, apuntó.

Según Márquez, Cabezas también reiteró su posición a los medios de comunicación como el diario Panorama, al que declaró: “el asalto al Parlamento Nacional debe ser condenado firmemente”. Señaló que el “salvajismo primitivo e irracional” no es venezolano, y por tanto, tampoco del pueblo afecto al chavismo.

Acusa a la GNB de ser cómplice

Sobre la ola de violencia ocurrida en el hemiciclo el pasado cinco de julio, Márquez responsabilizó al gobierno, por “amedrentar” al Parlamento, “utilizando matones, delincuentes”.

“Lo que entró al Parlamento ayer fue una turba terrible bajo efectos de alcohol, y quién sabe qué otra sustancia, dispuestos a asesinar”, dijo.

Repudió las agresiones que sufrieron varias personas, en especial el diputado Américo de Grazia, y añadió que ocasionaron “daños importantes en obras de arte centenarias que hay en el Parlamento”.

En tal sentido, culpó a los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) por permitir la entrada de los atacantes del Palacio Federal Legislativo y señaló que estos funcionarios “tenían órdenes de no disolver la manifestación” y permitir los destrozos.

“La guardia se quedó allí inmóvil, mientras ellos (los violentos) lanzaron cohetones, insultaron, situaron el Parlamento impidiendo la salida de todo el mundo sin tirar una sola bombita lacrimógena”, dijo.

Reporte1.com

Compartir