Estos son los mandatarios que asistirán a la inauguración del Mundial junto a Putin

En casi todos estos casos, los países ni siquiera disputarán el Mundial, ya que sus selecciones no lograron clasificarse

Aunque raramente ha pisado un estadio desde que llegará al poder hace 18 años, el presidente ruso, Vladímir Putin, inaugura este jueves la Copa Mundial de Fútbol, que se celebra por vez primera en Europa Oriental, en compañía de sus aliados, ya que los dirigentes occidentales han decidido boicotear la ceremonia, aunque no el torneo.

“Nuestro país está listo para acoger la Copa Mundial de la FIFA”, dijo este miércoles el líder del Kremlin al inaugurar el congreso de este organismo que se celebra en Moscú, en el que deseó a todos los delegados “una labor productiva y exitosa”.

El Kremlin informó que Putin espera “en el fútbol” a los mandatarios y jefes de Gobierno de Bolivia, Paraguay, Arabia Saudita, Armenia, Palestina, Líbano y Ruanda.

De hecho, de acuerdo con información publicada en Twitter, el boliviano Evo Morales ya se encuentra en Rusia, donde este miércoles sostendrá una reunión con el mandatario ruso.

Por su parte, el paraguayo Mario Abdo Benítez, presidente electo, también compartió en un trino, que partió este martes a Rusia, tras culminar una visita a Argentina.

El primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, informó que viajará a Rusia pese a padecer laringitis. “Recibí la invitación del presidente de Rusia, mañana viajo a Moscú y participaré en la ceremonia de inauguración del Mundial de Fútbol y me reuniré también con Vladímir Putin en el marco de la visita oficial”, afirmó el jefe del Gobierno armenio en una conferencia online en Facebook.

Mientras que los mandatarios de Armenia, Palestina, Líbano, Ruanda y Arabia Saudita aún no confirman oficialmente su asistencia, pese a que este último país disputará el partido inaugural.

En casi todos estos casos, los países ni siquiera disputarán el Mundial, ya que sus selecciones no lograron clasificarse.

Los ausentes

Además de ser un proyecto desarrollista para sacar a Rusia de su atraso especialmente en el campo de las infraestructuras, el Kremlin esperaba que el torneo fuera una pausa en el actual antagonismo con Occidente. No obstante, en los últimos meses las tensiones han ido en aumento, fuera por Siria, el caso Skripal, el programa nuclear iraní o la crisis coreana.

Aun así, no se trata de un boicot comparable al de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, aprovechado por EEUU para castigar a la URSS por su intervención en Afganistán. Para ese entonces, no sólo faltaron los dirigentes, tampoco lo hicieron medio centenar de países que se negaron a competir.

Ahora, las 32 selecciones clasificadas para el torneo acudirán a competir, incluida la de Reino Unido. No obstante, tras impase por el envenenamiento en suelo británico del exespía ruso Serguéi Skripal, la primera ministra, Theresa May y la familia real británica no estarán presentes.

Por solidaridad tampoco lo hará Australia, aunque su selección compite en el Mundial de Rusia.

Polonia, que mantiene desde hace años unas tensas relaciones con Rusia, tampoco tendrá representación en el Mundial, al igual que Dinamarca, Suecia e Islandia, que debuta en el torneo.

La canciller alemana, Angela Merkel, no ha confirmado que tenga intención de viajar en breve a Rusia, donde se reunió recientemente con Putin, aunque pudiera verse en algún partido si el equipo llega a las semifinales o a la final, y lo mismo se puede decir el presidente francés, Emmanuel Macron.

Putin recibió la pasada semana el inestimable respaldo del líder chino, Xi Jinping, con el que firmó una declaración conjunta que hacía énfasis en que la política no debe entrometerse en el deporte, y en la inauguración estará el viceprimer ministro Sun Chunlan.

De momento, el secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, no asistirá a la inauguración, pero su oficina de prensa confirmó que sí asistirá a algún partido de fútbol.

El presidente argentino, Mauricio Macri, tenían intención de acudir al Mundial, pero los últimos acontecimientos políticos en su país han dejado en el aire dicho viaje, mientras su homólogo brasileño, Michel Temer, también ha sido invitado por el Kremlin.

Reporte1.com/Con información de EFE

Compartir