Eyacular frecuentemente tiene sus ventajas

Foto: Referencial

Mantener un peso saludable y practicar ejercicio regularmente son métodos que pueden ayudar a reducir el riesgo de contraer cáncer de próstata

Un estudio financiado por el Instituto Nacional del Cáncer y realizado por la Boston University School of Public Health, Harvard T.H. Chan School of Public Health y Harvard Medical School (EEUU), llegó a la conclusión de que “eyacular al menos 21 veces al mes reduce significativamente el riesgo de un hombre de desarrollar cáncer de próstata”.

Esta investigación inició en el año 1986 y fue realizado por profesionales de la salud del género masculino, con edades comprendidas entre los 40 y los 75 años, y los participantes de dicho estudio tuvieron seguimiento durante 18 años; la finalidad de la investigación era comprobar la frecuencia de eyaculación en diferentes edades y si estaba asociada con la probabilidad de contraer cáncer de próstata.

Los expertos descubrieron que los hombres que eyaculaban 21 veces o más al mes, tenían menos probabilidades de padecer de cáncer de próstata que los que lo hacían entre 4 y 7 veces al mes. Sin embargo, esto no prueba que la eyaculación frecuente resulte como un acto preventivo de contraer dicha enfermedad, sino que se asocia a una disminución en el riesgo.

Los investigadores establecieron que el cáncer de próstata puede deberse a diversos factores como la genética, el estilo de vida o la dieta.

Los hombres que participaron en el estudio cumplimentaron un cuestionario con un total de 31.925 respuestas con la frecuencia de la eyaculación en 1992. Las categorías en las que se registró la frecuencia de eyaculación por mes fueron las siguientes: ninguna, 1-3, 4-7, 8-12, 13-20, más de 20 veces. El seguimiento fue completado por el 96% de hombres que aún vivían.

Los participantes que desarrollaron cáncer de próstata, se obtuvieron registros médicos para determinar la edad al momento del diagnóstico, el nivel de antígeno prostático específico y el estadio y grado del tumor.

Una de las observaciones principales fue que la frecuencia de la eyaculación por mes disminuyó con la edad; durante el seguimiento se diagnosticaron 3.839 casos de cáncer de próstata. Entre los 20 y los 29 años la media de 13 o más eyaculaciones mensuales fue de 57%, pero entre los 40 y 49 años fue del 32%.

A excepción de los hombres con disfunción eréctil, estos fueron los datos:

Hubo un 20% menos de riesgo de cáncer de próstata para los que eyacularon 21 veces o más al mes de 20 a 29 años.

Hubo un 18% menos de riesgo de cáncer de próstata para aquellos que eyacularon 21 veces o más por mes de 40 a 49 años.

Hubo una reducción del 26% en el riesgo de cáncer de próstata en hombres mayores de 50 años que habían eyaculado 21 veces o más por mes.

Hubo un menor riesgo de cáncer de próstata en edades de 40-49 años para los que eyaculaban 13-20 veces al mes.

Hubo reducciones similares pero menores en el riesgo en todas las edades para los hombres que eyaculaban 13 o más veces al mes.

Hubo una reducción del riesgo de un 25% menor de contraer cáncer de próstata de “bajo riesgo”, para los hombres que eyaculan más de 13 veces al mes en hombres de 20-29 años.

Hubo un 28% menos de riesgo de contraer cáncer de próstata de “bajo riesgo”, para hombres de 40-49 años que eyaculaban más de 13 veces al mes.

Hubo un riesgo 25% menor de contraer cáncer de próstata de “bajo riesgo”, para hombres de 50 años que eyaculaban más de 13 veces al mes.

Hubo un riesgo un 27% menor de contraer cáncer de próstata de “riesgo intermedio” de 20 a 29 años para hombres que eyaculaban más de 13 veces al mes.

En estudio concluyó que existe una asociación entre la eyaculación frecuente y una menor probabilidad de contraer cáncer de próstata en tres grupos de edad diferentes.

Reporte1.com/ Con información de El Informador

Compartir