Opinión | Vivas las queremos

Foto: Referencial

Nuestramérica llora al verse convertida en uno de los continentes mas peligrosos para las mujeres. Las cifras son escalofriantes, se puede decir que en casi todos los países se asesina a una mujer diariamente por el hecho de ser mujer.

En estos días oímos el grito desesperado de las argentinas que decían #Ni una mas y daban a conocer el asesinato de una joven de 16 años, Lucía, que fue violada y torturada hasta que su corazón dijo no mas y paró de latir. Lucía murió del dolor que le causaron al empalarla sus atacantes y al violarla en repetidas veces.

Quizá muchas o muchos estén pensando que los que mataron a Lucía son unos monstruos, unos seres inusuales que aparecen de tanto en tanto. Pero, como dice la costarricense Monserrat Sagot: “…estos hombres son los ejemplos extremos de la masculinidad tóxica…”, de la construcción de la masculinidad con base en el poder que se ejerce sobre las mujeres, en la deshumanización de estas y en su uso como trofeos o como objetos de placer.

Quienes matan a diario a mujeres en nuestro continente no son hombres locos o enfermos: son el resultado de un proceso de socialización que les enseña que eso es ser “hombres” y que por ser “hombres” tienen derecho a hacer eso y mas con cualquier mujer.

El continente se levanta contra el machismo y desde Argentina nos convocan a un paro de mujeres y a manifestarnos contra el feminicidio y la violencia hacia las mujeres. Y así desde todos los rincones de América se levantaron las mujeres para unirse al grito de ¡NI UNA MAS, VIVAS NOS QUEREMOS!

En Venezuela nos reunimos en Barquisimeto y en Caracas a partir de las 5 pm. Nos juntamos con nuestra rabia y nuestras lágrimas. Hablamos de nuestros miedos y de cómo juntas convertiríamos todos esos sentimientos en acciones y así con consignas, vestidas de negro, con nuestros carteles y acompañadas de compañeros realmente revolucionarios tomamos las calles, hicimos paros de semáforos, le explicamos a las y los que pasaban que estábamos hartas de que nos mataran, que queríamos tener el mismo derecho de transitar, que no queríamos ser mas valientes en la noche que lo que queríamos es ser libres.

Pero no nos vamos a quedar solo con una tarde. En Caracas este lunes, a las 5 pm, nos encontramos en la Plaza Bolívar de Caracas para ir al café La Chispa y articular nuevas acciones contra el patriarcado que nos mata, esperamos que se sumen y en cada ciudad de Venezuela se reúnan, luego construiremos espacios de puesta en común nacionales.

Alejandra Laprea / Correo del Orinoco
Compartir