¿Qué es la difteria y por qué debe vacunarse?

Debido a la vacunación generalizada de los niños, la difteria ahora es poco común en muchas partes del mundo. Sin embargo, en Venezuela se ha producido un repunte de casos de esta afección erradicada hace 25 años

Causada por la bacteria denominada Corynebacterium diphtheriae, la difteria es una infección aguda cuyos síntomas suelen presentarse de 1 a 7 días después del contagio y se caracteriza por fiebre y escalofríos, dolor de garganta, ronquera, dolor al deglutir, tos, coloración azulada de la piel, problemas respiratorios y úlceras en la piel.

La bacteria que causa la difteria se propaga a través de la tos o los estornudos, de una persona infectada o de alguien que porte la bacteria pero que no tenga ningún síntoma, lo cual puede ocurrir. Una vez en el organismo humano, la bacteria produce sustancias peligrosas llamadas toxinas, las cuales se diseminan a través del torrente sanguíneo a otros órganos, como el corazón y el cerebro, y causan daño.

Esta enfermedad puede resultar leve o muy grave. Así como algunas personas no presentan síntomas, en otras la enfermedad puede empeorar lentamente y causar la muerte, especialmente cuando la enfermedad afecta el corazón. Además de la inflamación del músculo cardíaco (miocarditis), el sistema nervioso también puede verse afectado en forma grave y frecuente, lo cual puede ocasionar parálisis temporal. También pueden verse afectados los riñones.

Volvió después de 25 años

Debido a la vacunación generalizada de los niños, la difteria ahora es poco común en muchas partes del mundo. Sin embargo, en Venezuela se ha producido un repunte de casos de esta afección erradicada hace 25 años, tras un brote registrado el año pasado en el estado Bolívar, según las autoridades sanitarias del estado Carabobo, que han declarado con respecto al tema al dar cuenta de 39 casos sospechosos y cuatro muertes relacionadas desde el pasado 9 de octubre.

María Auxiliadora Rangel, epidemióloga del estado Carabobo

“En este momento el estado Carabobo se encuentra bajo una vigilancia epidemiológica por casos sospechosos importados, que doy fe de eso porque la investigación epidemiológica así me lo da”, sentenció la epidemióloga regional, María Auxiliadora Rangel, durante una rueda de prensa ofrecida el jueves 26 de Octubre en la sede principal del Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud), reseñada por Efectococuyo.com.

Sin embargo, el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) denunció el pasado 25 de agosto que entre 2016 y 2017 en el país se han registrado 447 casos sospechosos de difteria (51 de ellos confirmados por laboratorios), los cuales fueron reportados a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Entre la semana epidemiológica 28 de 2016 y la semana epidemiológica 24 de 2017 se notificaron 447 casos sospechosos de difteria (324 en 2016 y 123 en 2017), de los cuales se han confirmado por laboratorio 51 casos, incluidas 7 defunciones”, se lee en el comunicado del OVS, que cita datos oficiales recibidos por la OPS.

De acuerdo con esta información, las muertes se produjeron en los estados Anzoátegui y Monagas, en el este del país, y el estado Bolívar.

Hasta el Ministerio de Salud se ha mantenido en un silencio total. Sin embargo, en el estado Carabobo activaron el protocolo del cerco epidemiológico y en la actualidad el personal capacitado para ello en la región se encuentra desplegado en los 14 municipios, con 148 puntos de vacunación para niños y adultos.

Cabe destacar que el proceso del análisis de las muestras para determinar si un paciente da  positivo con la bacteria corynebacterium diphtheriae tarda 21 días y los exámenes deben ser enviados al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, ubicado en Caracas.

“No toda amigdalitis es difteria (…) en este momento debemos hablar con la verdad de decir lo que hay y lo que no hay. La gente no puede estar con tapabocas en la calle porque el que mucha gente usa no es el tapaboca adecuado; ese de lanita lo que hace es acumular las bacterias e infectarse”, advirtió la epidemióloga de Carabobo.

La vacunación es lo más eficaz

Las vacunas de rutina de la infancia y los refuerzos en los adultos previenen la enfermedad. Por lo que ante la presencia de casos de difteria en el país, es importante acudir a los centros de salud públicos para recibir la vacuna o el refuerzo, tomando en cuenta que la protección dura sólo 10 años.

Según lo estipulado por el Ministerio de Salud, el número de dosis que corresponde son cinco. El primer contacto, la segunda al mes, la tercera a los seis meses, la cuarta al año y la quinta al año de la última dosis. Una vez cubierto esto, se debe realizar un refuerzo cada 10 años.

Además de los operativos de vacunación en el estado Carabobo, en el estado Lara también se realizaron jornadas este fin de semana. La directora de Salud de la entidad, Linda Amaro, que la vacuna de toxoide tetánico diftérico se aplicó a los mayores de 7 años de edad, mientras que a los menores se les colocó la pentavalente, tal y como lo establece el esquema de inmunización venezolano.

La autoridad de salud indicó que si bien Lara no ha presentado casos de la enfermedad, es un peligro que está latente en el país, por lo que decidieron realizar la jornada extraordinaria, refirió el diario El Impulso.

Reporte1.com

Compartir