¿Qué pasó con la seguridad que Smartmatic atribuía al sistema electoral venezolano?

Foto: AVN

En Venezuela, el sistema electoral es sometido a un proceso de pruebas antes, durante y después de cada elección, aplicadas a todos aquellos recursos materiales, tecnológicos y datos utilizados en la ejecución de las distintas fases del proceso electoral

Una noticia que causó revuelo este miércoles 2 de agosto sobre el acontecer político nacional, fue el anuncio de la empresa Smartmatic sobre la “manipulación” de los resultados del proceso electoral efectuado el pasado domingo 30 de julio para escoger a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la cual hecha por tierra la confiabilidad y transparencia del sistema que ellos avalaron en más de una oportunidad.

Y es que el mismo Antonio Mugica, presidente de la empresa provedora de la plataforma y software electoral, no sólo en Venezuela, sino en diferentes partes del mundo, había afirmado días antes al canal CNN en Español, que no había forma de alterar los resultados porque el sistema daría una señal de alerta.

“La tecnología que nosotros hemos desarrollado es única en el mundo”, asegura quien dirige a una de las empresa de tecnología electoral más del mundo, quien además advirtió que el mismo sistema detectaría cualquier tipo de “ataque” y “todo el mundo, cuando digo todo el mundo me refiero a los partidos políticos, el ente electoral, los observadores, los testigos, todos se darían cuenta (…) porque el sistema lo hace evidente”.

¿Qué pasó con la seguridad que Smartmatic atribuía al sistema electoral venezolano?

Según Mugica, “es prácticamente imposible cambiar resultados, y si por alguna razón, se pudiera cambiar algún resultado, sería absolutamente obvio, puesto que todas las fases del sistema son auditadas”.

En este sentido, para los comicios de la ANC, el Consejo Nacional Electoral (CNE) se contemplaron un total de siete auditorías.

Desde el software hasta los resultados

En Venezuela, el sistema electoral es sometido a un proceso de pruebas antes, durante y después de cada elección, aplicadas a todos aquellos recursos materiales, tecnológicos y datos utilizados en la ejecución de las distintas fases del proceso electoral. El objetivo es garantizar la transparencia y confiabilidad de dicho proceso.

La primera auditoría realizada por el ente comicial fue la verificación realizada al software de la máquina de votación, con la que se comprobó el código fuente y la certificación de las funciones de las máquinas.

Posteriormente, se realizó por dos días (3 y 4 de julio) la auditoría a los cuadernos de votación que se utilizarán el 30 de este mes, para verificar la exactitud entre los datos contenidos en los mismos y la información de la tabla-mesa electoral y del Registro Electoral definitivo.

El cuaderno es un instrumento físico que expresa lo que ya está asentado en el Registro Electoral, data que sirve de base al funcionamiento del Sistema de Autenticación Integrado (SAI), que cumple con la función esencial de identificar a los electores a través de su huella digital, con el objetivo de garantizar el principio de “un elector, un voto”.

Foto: AVN

La tercera auditoría que forma parte de las garantías ofrecidas por el CNE para asegurar la transparencia, el equilibrio, la seguridad y la confiabilidad del proceso comicial, fue la de los datos de electores (verificación de huella), que se realizó por cinco días, entre el 3 y 7 de julio.

Foto: AVN

Durante el desarrollo de la campaña electoral, del 9 de julio al 27 de julio, efectuaron otras dos auditorías. La primera de ellas consistió en la verificación de la producción de la máquina de votación, con la cual se hace el seguimiento y control del alistamiento de las máquinas de votación que serán usadas en las elecciones, por lo que se verifica los componentes del baúl que contiene la máquina de votación, el funcionamiento de la máquina, la revisión y el diagnóstico de los componentes, entre otros aspectos técnicos.

Para esta auditoría se seleccionó una muestra del 0,5% de las máquinas por estado, para garantizar la transparencia y seguridad a la hora de sufragar. Además, se preparan y ensamblan los equipos con los que se emitirán los votos. Asimismo, son incorporadas las aplicaciones y programas de cada máquina.

La segunda auditoría de esta fase es la revisión del software de totalización, en la que se revisa el código fuente del sistema operativo de los servidores encargados de la totalización de resultados, a fin de verificar que ejecuta correctamente todas las funcionalidades de recepción de datos escrutados, totalización y adjudicación de cargos.

Un día antes de la elección, el sábado 29 de julio, se llevó a cabo la auditoría de telecomunicaciones, una prueba que consiste en revisar la red de transmisión de resultados. Esta se repite un día después de la elección, es decir, estaba pautada para el 1º de agosto.

Posterior al evento electoral también se llevará a cabo la auditoría y sustanciación de investigaciones.

Cabe destacar que al 2 de agosto, cuando sólo han transcurrido 72 horas de culminada la jornada electoral, los resultados de estas dos últimas auditorías aún no han sido anunciados por el Consejo Nacional Electoral, por lo que se espera el pronunciamiento de las autoridades en relación a estos procesos y el pronunciamiento de la empresa Smartmatic.

La voz de los observadores internacionales

El Consejo de Expertos Electorales en Latinoamérica (Ceela), que acompañó en las diferentes etapas las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), celebradas este domingo en Venezuela, destacó en su informe este 31 de julio, un día después de los comicios, el fortalecimiento, confiabilidad y transparencia del sistema electoral venezolano.

Foto: AVN

El documento, leído por Nicanor Moscoso, representante de la organización, señala además que la robustez del sistema de votación es reconocido por el pueblo elector en el país, el cual asegura salió de manera masiva a participar en estos comicios en los que se eligieron 537 de los 545 constituyentes.

“La seguridad que encontramos en el sistema automatizado de votación, debido a las auditorías, blindan totalmente el resultado y garantiza que estos reflejen la soberana voluntad de los electores”, expuso la organización conformada por expresidentes y magistrados de organismos electorales de América Latina.

En el informe, que será entregado al Consejo Nacional Electoral (CNE), también se reitera la necesidad de que la voluntad del pueblo que se expresó este domingo (8.089.320 venezolanos) sea respetada.

Los cuestionamientos

Tomando en cuenta las declaraciones previas de Smartmatic y las auditorías ¿Cómo se explica entonces que se hayan adulterado los resultados del sistema más seguro del mundo, como lo califica la misma empresa proveedora?.

Según Antonio Mugica, “una auditoría permitiría conocer la cifra exacta de participación”, la cual explica está en duda por la ausencia de representantes de la oposición en el centro de recuento para poder asegurar que los datos divulgados eran correctos, lo que considera una “vulnerabilidad” del sistema. Sin embargo, es también cuestionable que este aspecto sólo fue denunciado después del proceso y no antes.

A esto, Mugica respondió en la rueda de prensa ofrecida este miércoles en Londres, que las autoridades venezolanas no habrían sido “comprensivas” con su postura.

Reporte1.com/Con información de agencias

Compartir