Refinadora PBF Energy habría suspendido compras directas a Pdvsa

Foto: Archivo

Las restricciones han llevado a muchos bancos a rechazar la emisión de cartas de crédito para asegurar algunas ventas de crudo

El quinto mayor importador estadounidense de crudo venezolano, PBF Energy Inc, suspendió las compras directas a la petrolera estatal PDVSA, según cuatro fuentes, profundizando el desacuerdo entre las compañías desde que una serie de sanciones fueron impuestas contra el país sudamericano miembro de la OPEP.

PBF es el segundo cliente de PDVSA en buscar otros proveedores en medio de discrepancias, lo que agudiza la grave situación financiera de la firma venezolana, que este mes enfrenta pagos por 1.200 millones de dólares a sus tendedores de bonos.

En agosto, el Gobierno del presidente Donald Trump impuso sanciones sobre Venezuela, en parte prohibiendo nuevos acuerdos financieros con PDVSA.

Las restricciones han llevado a muchos bancos a rechazar la emisión de cartas de crédito para asegurar algunas ventas de crudo.

En septiembre, PBF le notificó a PDVSA que “no va a recibir más cargamentos de crudo venezolano” de la petrolera, dijo una fuente de la estatal que pidió reserva de su identidad porque la información no es pública.

La notificación fue hecha después de que un tanquero con crudo pesado venezolano destinado a PBF se quedara varado más de 40 días entre julio y agosto frente a Luisiana a la espera de una carta de crédito.

Ninguna de las dos empresas ha precisado si el contrato de suministro por 33.000 barriles por día (bpd) entre las partes se dio por rescindido.

La firma estadounidense no quiso hablar sobre “información de negocios confidencial” y PDVSA no respondió a una solicitud para que emitiera declaraciones.

PBF, con sede en Nueva Jersey, no ha comprado crudo directamente de PDVSA desde comienzos de septiembre, según datos de Reuters.

Pero su refinería de Chalmette en Luisiana sí ha adquirido a través de intermediarios en los últimos meses y ha aumentado sus compras a otras naciones, como Colombia.

Reporte1.com / Reuters

Compartir