¿Sabes qué es la Hipogalactia? Aquí te lo contamos

Es normal que durante los primeros tres meses pienses que no estas dando la suficiente leche a tu bebé, pero no desesperes con el tiempo la producción de la leche será más abundante 

La lactancia materna es una de las etapas más bonitas e interesantes que tiene la mujer posterior al nacimiento de su bebé, la cual a su vez es muy importante para el crecimiento del infante, pero seguramente has escuchado que hay mujeres que no han podido alimentar a su hijo de forma natural.
Cuando se es madre, sobretodo primeriza, la mente te genera muchísimas dudas sobre el proceso de la lactancia, ya que está será la fuente de alimentación de tu hijo, por lo que el producir poca leche te preocupará. Pero no te alarmes, este es un proceso natural de tu cuerpo.
Lo primero que debes tomar en cuenta es que todas las mujeres son capaces de producir este alimento para su retoño, sin embargo es bien sabido que hay madres que por una cosa u otra no producen suficiente, a esto se le conoce como Hipogalactia, esta es generada por el estrés, obesidad, diabetes y desequilibrio hormonal.
Considera que durante los primero meses, es normal que tu bebé pida comer constantemente, pero no creas que tu leche es insuficiente, ya está es tan solo una etapa que se da cuando comienza el proceso de amamantamiento, luego tu cuerpo generará las hormonas necesarias para que la fluidez de la leche sea más constante.
Debes tratar de no estresarte, porque esta se convertirá en la primera causa de la reducción de tu producción de leche materna.No debes preocuparte por el tamaño y la forma exterior de tus senos pues esto no influye, siempre que lo pongas en tu pecho cada vez que lo desee, obtendrá lo necesario porque mientras más mame, más leche producirás.
Consejos para no padecer Hipogalactia:
  • Debes comenzar la lactancia, lo más pronto posible luego del parto.
  • Mantente relajada y ten paciencia.
  • Tus pechos producirán leche a medida que el bebé aumente sus necesidades. Por lo que el bebé debe alimentarse frecuentemente, tanto de día como de noche.
  • Procura que el bebé termine con un pecho antes de ir al otro.
  • Duerme bien, el descanso es fundamental.

Finalmente, es importante que no dejes de alimentar al bebé, pues su estímulo es el principal factor que motiva la producción de leche, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia exclusiva hasta los seis meses de edad.

Reporte1.com/ Con información de Eme de Mujer

Compartir