Te traemos 5 datos para no subir de peso durante la menopausia

Foto: www.hola.com

Hoy queremos compartir buenos tips que puedes poner en práctica para vivir esta etapa de forma plena

Los cambios hormonales durante la menopausia pueden causar, en la gran mayoría de las mujeres, un aumento considerable de peso, debido a la reducción de  producción de estrógenos y progesterona, que puede cambiar la actividad metabólica y aumentar la acumulación de grasa.

Esto muchas veces lleva a la pérdida de la masa muscular de la mujer y en este caso no solo provoca un cambio notorio en la figura, sino que también, incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y otros trastornos metabólicos.

Por esta razón, hoy queremos compartir cinco datos importantes que puedes poner en práctica para vivir esta etapa de forma plena y sin temor a sufrir de sobrepeso:

1. Comienza el consumo de diuréticos naturales

El consumo habitual de alimentos y remedios con propiedades diuréticas puede apoyar la eliminación de líquidos del organismo, un factor que, de algún modo, ralentiza las funciones del metabolismo.

Estos ingredientes ayudan a remover las toxinas que viajan a través de la sangre y, entre otras cosas, reducen el nivel de inflamación.

Algunas opciones destacadas son: Fresas, Patilla, Melón, Piña, Arándanos, Espárragos, Avena y Té verde.

Alimentos que te ayudaran a controlar tu peso

2. Consume suficiente agua

El consumo diario de agua se vuelve más importante al llegar a la menopausia, no solo porque beneficia el peso corporal, sino porque regula la temperatura y ayuda a mantener el organismo hidratado.

Este líquido mejora la circulación de la sangre, optimizando la oxigenación de las células para que se renueven sin problemas.

Es ideal para prolongar la sensación de saciedad entre comidas, lo cual reduce la ansiedad.

Este líquido mejora la circulación de la sangre, optimizando la oxigenación

3. Realiza ejercicio físico

Aunque se presenten cambios significativos en el organismo, el ejercicio continúa siendo una de las mejores herramientas para mantener el peso corporal saludable y estable.

Su práctica estimula la actividad del metabolismo, manteniendo el ritmo que requiere para quemar más calorías. Fortalece la salud muscular y, apoyado con una buena alimentación, evita la pérdida de masa magra.

Entre otras cosas, es bueno para proteger los huesos y las articulaciones ante el desgaste que sufren por la disminución de estrógenos.

Es bueno para proteger los huesos y las articulaciones ante el desgaste que sufren por la disminución de estrógeno

4. Incluye pescado azul en tu dieta

El pescado azul cuenta con importantes beneficios nutricionales para las mujeres que están lidiando contra los efectos de la menopausia.

Contiene proteínas de alto valor biológico, las cuales ayudan a proteger los músculos para evitar su desgaste.

Sus ácidos grasos omega 3 mejoran la salud cardiovascular y ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL).

Es un alimento antiinflamatorio, bajo en calorías, que apoya las dietas para bajar de peso.
Sirve para proteger el sistema nervioso y la salud.

Pescado azul cuenta con importantes beneficios nutricionales

5. Evita el consumo de grasas saturadas y sodio

Los alimentos ricos en grasas saturadas y sodio pueden empeorar la situación de las mujeres que aumentan de peso al llegar a esta etapa.

Estos afectan la actividad del metabolismo, disminuyendo su ritmo y generando dificultades para llevar a cabo sus procesos principales.

Grasas saturadas

Reporte1.com/ Con información de Lacronica.com

Compartir