Casera o procesada ¿Cuál es la mejor comida para tu mascota?

a beautiful golden retriever dog looking at a bowl of vegetables

Para decantarse por una opción u otra, es determinante consultar con el veterinario, estar alerta de cuál es la reacción de la mascota y escoger aquella con la que se muestre más saludable y feliz 

La dieta de Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados (BARF, por sus siglas en inglés) es una tendencia de alimentos de mascotas a base comida casera cuyos defensores aseguran que supone mayores beneficios para la salud de las mascotas por tener su composición natural.

Pero, muchos otros alertan del riesgo de presencias de bacterias en este tipo de comida cruda, por lo cual recomiendan optar por el uso de comida procesada o “croquetas”, como se le conoce en algunos países.

¿Qué opción es mejor?

“El detonante de estas sensibilidades [en las mascotas] es el carbohidrato, gluten y agregados químicos que traen los alimentos comerciales”, reseñó un artículo de la BBC.

Según el director médico de BarfChile, Christian Vergara, lo ideal para una mascota es que no se alimente de croquetas ya que por su naturaleza no están bien preparados para ese tipo de alimentos, secos, estériles entre otros.

Este experto además piensa que la única ventaja del alimento procesado es la comodidad para el usuario. “Un alimento muy procesado daña la microbiota intestinal […] comprometiendo el sistema inmune y paredes del intestino, dando a lugar a enfermedades como diabetes u obesidad”.

¿Beneficio sobre la dieta BRAF para una mascota? 

Sobre los beneficios de la dieta BARF, Vergara identifica que un aumento en calidad del pelaje de la mascota, la estimulación del sistema inmune, la disminución de las heces fecales en un 80% o el mejoramiento de los dientes.

“Una dieta de alimentos crudos biológicamente apropiada ha sido desarrollada para todas las criaturas, no es solo una forma particular de alimentar a un perro o un gato con una dieta cruda, como muchos piensan”, le dice a BBC Mundo.

Lo que notas en tu perro cuando pasas a la Dieta Natural

Brillo en los ojos y felicidad: Una dieta natural balanceada se va a reflejar a nivel general en el estado de animo del perro, lo cual lo hará feliz el resto de la vida.

Incremento de la alegría y de la vitalidad: La dieta natural de BARF hará que la mascota este perfectamente en buena forma, reduciendo mucho las posibilidades de desarrollar artritis o problemas de huesos por perdida mineral.

Ciclo digestivo saludable: Con los alimentos naturales notaras una reducción notable en el volumen y el olor de las heces, signo de que su ciclo digestivo es saludable, y unas enzimas digestivas en forma, que ayuda a la absorción de una gran cantidad de nutrientes.

Hidratación a través de la comida: El perro o gato esta mucho mas hidratado  a través de la ingesta de alimento húmedo natural y las tomas de agua se llegan a reducir, al igual que el estrés de los riñones y del hígado que no tienen que enfrentarse a un alimento seco desnaturalizado.

Peso ideal y huesos fuertes:  Al no ingerir los hidratos de carbono refinados propios de la alimentación seca, el indice de obesidad es casi inexistente, al igual que la diabetes o el colon irritable. El perro ganara masa muscular, y perderá grasa corporal. Esto no hará solo que el animal se vea mejo, sino que aumente su metabolismo.

Riesgo de bacterias

Sin embargo, muchos expertos no defienden esta teoría sobre el Braf, la doctora Hyunmin Kim, de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, opina que esas dietas de alimentos crudos pueden poner a la mascota en un mayor riesgo de exposición a las bacterias como la E. coli y la salmonella

En ese punto coincide César Hernán Calad, especialista colombiano en medicina interna y dermatología felina y canina. En su opinión, aunque haya perros callejeros acostumbrados durante toda su vida a comer de sobras o comida con presencia de bacterias, ello no se puede aplicar a una mascota. “Si el alimento no tiene un buen almacenamiento y llegan las bacterias, la situación puede ser terrible”, agregó.

El especialista dice que la ventaja del alimento procesado es que trae los compuestos adecuados para la nutrición de gatos y perros, además que viene dividido por edades y está protegido contra bacterias gracias a su almacenamiento.

La opción intermedia

Pese a que la elección de alimentos crudos para los animales es una tendencia al alza en los últimos años, siguen siendo claramente inferior a quienes optan por la comida procesada.

Para David Lummis, analista de la industria de mascotas para la compañía de investigación de mercados Packaged Facts, la venta de comida casera en los supermercados especializado en Estados Unidos durante 2017 fue de US$200 millones, un 45% más que cinco años atrás.

“El mercado de alimentos crudos para mascotas no despegó como yo esperaba”, reconoce, después de que en 2012 vaticinara un mayor “crecimiento acelerado” de la comida casera.

Lo cierto es que entre una cosa o otra la elección de dieta puede haber una opción intermedia, la de cocinar los alimentos.  Vegara, defensor del método  BARF,reconoce que los alimentos se deben de cocinar en caso de que la mascota sufra algunas patologías digestivas.

Además, lo cierto es que entre una y otra elección de dieta también puede haber una opción intermedia: la de cocinar los alimentos.

“En ese caso se recomienda sellar la carne, por ejemplo, porque las bacterias se encuentran en la superficie de la carne. Algunos vegetales como espárragos y calabazas se recomiendan cocidos por su conformación”.

Para decantarse por una o otra opción, será determinante consultar con el veterinario, estar alerta de cual es la reacción de la mascota, y en definitiva, escoger aquella con la que se muestre mas saludable y feliz.

Reporte1.com Con Información de El Nacional 

Compartir