¡Día Internacional del Orgasmo Femenino! El placer no tiene límites

foto referencial

El placer sexual femenino tiene fijado su fecha en el calendario, este miércoles 8 de agosto, disfrutar de un buen orgasmo es el mejor placer humano

La fecha del 8 de agosto fue escogida para celebrar el Día Internacional del Orgasmo Femenino hace unos años, cuando un concejal brasileño propuso este día para complacer a su esposa y recompensarla por las ‘deudas sexuales’ que tenía con ella.

Esta celebración con el paso del tiempo ha ido ganando fuerza, países como Dinamarca o Noruega rinden homenaje a las mujeres que lucharon por vivir plenamente su sexualidad.

El cerebro es el principal actor en todo el proceso y es el encargado de la estimulación del flujo sanguíneo, la frecuencia cardíaca, respiración y respuesta del sistema nervioso central, que a su vez envía señales al sistema de recompensa.

Durante un orgasmo, ciertas partes del cerebro se activan mientras que otras se desactivan por completo. En las mujeres, la corteza orbitofrontal lateral se “cierra” temporalmente (esta es la parte del cerebro que se conoce por el razonamiento y el control de la conducta).

Las mujeres también experimentan una activación la sustancia gris central o sustancia gris periacueductal, que desencadena una respuesta diferente a la de los hombres que se conoce como comportamiento defensivo de lucha o huida.

Se ha demostrado que las mujeres experimentan una disminución en la actividad de la amígdala y el hipocampo, relacionados ambos con la ansiedad y el miedo.

Esto contribuye a una relajación mayor después del orgasmo, la reducción del estrés y ansiedad tras un orgasmo es mayor que en ellos. Los datos reflejan que 8 de cada 10 hombres creen que su pareja alcanza el clímax, pero tan sólo un 30% de ellas confirman que esto sea verdad.

La estimulación juega un papel fundamental a la hora de alcanzar el clímax, de hecho 3 de cada 10 mujeres declaran necesitar estimulación del clítoris durante el coito para tener un orgasmo

“Para conseguirlo es importante aprender a estimular el cuerpo, conocer el mapa erógeno y las zonas clave (como por ejemplo el cuello y los lóbulos de las orejas), primero en términos generales y después más acotado a la pareja”, sentencia la sexóloga María Esclapez.

Las mujeres son estimulables de fuera a dentro, es decir, el masaje erógeno va desde las extremidades hasta el epicentro del placer femenino: el clítoris y sus más de 8.500 terminaciones nerviosas.

Reporte1.com / con Información 20minutos.es

Compartir