Ella es La madre del emigrante, conocida como “la loca de dolor”

Para una gran cantidad de migrantes venezolanos, esta es una imagen que para ellos refleja todo el dolor de sus madres, quienes han visto partir a sus hijos a otras tierras, en búqueda de una mejor oferta de vida

En 1970 instalaron en uno de los extremos de la playa de San Lorenzo, en Gijón, una estatua del cántabro Ramón Murieda, quien en vida la bautizó como “la muyerona”, pero también es conocida como La madre del emigrante.

Para los turistas, esta es una estatua que suele generar un poco de miedo, y es que efectivamente, la idea en principio es que la misma causara cierto miedo, ese que siente cada madre una vez que por diferentes razones tiene que desprenderse de su hijo, quien va en busca de una mejor calidad de vida.

La escultura de Muriendas, que mira al mar desgarrada con un brazo en alto es una idea que surgió en 1958. El escultor intentó plasmar en ella el sufrimiento de muchas madres asturianas, separadas de unos hijos.

Esta ha sido una escultura que desde el primer momento se resistió a pasar desapercibida, considerando que sus rasgos son crueles, que en sí es una total representación absoluta e intachable de la desesperación de la madre que ve partir a su hijo hacia tierras, desconocidas con la certeza de que, probablemente, no le vuelva a ver.

Esta fue una escultura que en sus comienzos  no gustó y fue cuestionada, sobre todo por aquellas personas que vivieron la migración que había en España, donde a principio de los 80 salían al menos  2.000 emigrantes.

La obra más desgarradora

“Sí. Puede considerarse que sí. Transmite además más emocionalidad.Veo ‘La madre’ como un símbolo, una idea de salir de un entorno donde todo son comodidades a otro, a construir tu vida: algo que tiene costo, pérdida, desgarro, sacrificio…. Vale para cualquier tipo de emigración. Incluso solo para el concepto de irte de tu casa a una nueva ciudad”, Manifestó Ramón Murieda, hijo del creador de esta estatua, en entrevista para El Comercio.

Venezuela

Para una gran cantidad de migrantes venezolanos, esta es una imagen que para ellos refleja todo el dolor de sus madres, quienes han visto partir a sus hijos a otras tierras, en búqueda de una mejor oferta de vida, sin saber cuándo, cómo o en qué momento se volverán a reencontrar.

Reporte1.Com7Con Información de Blogs.20minutos.es

Compartir