Mundo Aventura Navidad 2019 CCCT

La actriz Maritza Bustamante reveló que padece de una enfermedad incurable

Publicado: 14 de agosto de 2019 a las 10:19 | Última actualización: 15 de agosto de 2019 a las 15:14

Maritza Bustamante Maritza Bustamante

Maritza Bustamante
Foto web

Maritza se animó a compartir recientemente su historia a través de las redes sociales. "Primero para quitarme la máscara y el filtro que tenía ante la gente porque siempre me veían bailando y sonriendo y resulta que esa no era mi verdad

La actriz venenezola Maritza Bustamante acostumbró a sus seguidores a mostrarles cosas positivas, y cuando no está trabajando en la producción de una telenovela está bailando, puesto que esa es otra de sus grandes pasiones. Sin embargo, lamentablemente informó que esta característica suya se ha tenido que desaparecer poco a poco desde que dio a luz a su hijo Santiago en agosto de 2017.

Desde que se convirtió en madre, se dio cuenta que su cuerpo no le respondía como lo había estado haciendo anteriormente. En una entrevista para People en Español Maritza contó que "llegó a un momento en que no podía estar en ninguna posición, ni acostada, ni sentada... No entendía qué estaba sucediendo que me estaba impidiendo hacer ejercicio, cargar a mi bebé, bailar... Tantas cosas".

Por ello inició una larga búsqueda de médicos para dar con el diagnóstico de lo que estaba pasando, y eso la hizo caer en un mar de emociones negativas.

"Ningún médico que visitaba daba con lo que tenía y yo no comprendía que después de ser toda la vida una mujer tan activa me estuviera sucediendo eso y que encima no tenía cura", lamentó la venezolana.

Lamentablemente el diagnóstico no fue nada positivo, puesto que finalmente le revelaron que padece es de una fibromialgia, la cual es una enfermedad caracterizada por dolores musculares crónicos que no tiene cura y que se le desarrolló a raíz del parto.

    "Hubo un médico que me dijo ‘Maritza tú tienes que aprender a vivir con eso. Ya no puedes ver televisión acostada, ya no puedes sentarte en un sofá por mucho tiempo, ya no puedes cargar a tu bebé, ya no puedes hacer ejercicio y ya no puedes tampoco bailar. Yo ya había aceptado eso, había aceptado que un médico le dijera a mi esposo 'yo necesito que tú comprendas que tú estás viendo a tu mujer saludable, pero tu mujer se siente y está como una viejita entonces tienes que tratarla así para que puedas comprenderla", contó Bustamante.

    Además contó que "habían otros terapeutas, en cambio, que me decían 'muévete, haz ejercicio, intenta bailar así sea un poco' pero el miedo era tan grande que me ganaba. Yo decía 'si bailo voy a estar peor porque las veces que lo he intentado no pude mover la cabeza por dos semanas o no pude cambiar por tantos días, ¿para qué lo voy a intentar de nuevo?'".

    "También me ganaba la frustración", reconoce. "¿Por qué no puedo, por qué si yo era la que estaba en primera fila al lado del profesor brillando y ahora no puedo?", se lamentaba.

    Debido a esta mala noticia, Bustamante se sumergió en una espiral de emociones negativas, generando una gran depresión que le hacía perder las ganas de vivir.

      "De verdad estaba en un círculo vicioso alimentando los dolores porque la impotencia genera más dolor, el dolor genera más frustración, más tristeza, más impotencia y así era el círculo", explica.

      Pero ella confesó que un día despertó y tomó la consciencia de lo que estaba sucediendo.

      "Dije 'ya no más. Creo en Dios, tengo una casa en la que puedo ver el atardecer, tengo animales que me aman con un amor profundo e incondicional que me llena mucho, tengo a mi hijo que me motiva y me hace feliz y tengo un esposo que me ama'", relata visiblemente emocionada. "Gracias a Dios en este momento estoy en otra etapa en la que comprendí y me reconcilié con mi cuerpo. Estoy cambiando mi manera de pensar y sé que me voy a sanar por fe, por convicción".

      Fue precisamente en esa nueva etapa de su vida en la que la alegría volvía a formar parte de su día a día que Maritza se animó a compartir recientemente su historia a través de las redes sociales. "Primero para quitarme la máscara y el filtro que tenía ante la gente porque siempre me veían bailando y sonriendo y resulta que esa no era mi verdad. Y segundo me di cuenta de que son tantas las personas que necesitan una palabra, que necesitan ver cosas como las que me atreví a mostrarles", explicó.

      Pese a los fuertes dolores que padece diariamente , "en mi caso la espalda alta y la pelvis del lado izquierdo", ahora Maritza ve al futuro con optimismo y con un propósito de vida muy importante luego de atravesar una de las etapas más oscuras de su vida.

        "Ahora me encuentro muy motivada y siento que tengo un propósito", comparte ilusionada. "Tengo a tanta gente contándome su vida y eso es tan bonito y tan poderoso que siento que esto que me está sucediendo es un regalo que Dios me está dando para crecer, para superarme y con un propósito de gran valor para ayudar a personas, para animarles. Uno no sabe el gran impacto que puede tener tu historia o lo que puede generar un simple comentario en Instagram".

        https://www.youtube.com/watch?v=og1VKHFmrVU&feature=youtu.be

        Gekcielys Casares/Reporte1.com con información de People en Español

        Continúa Leyendo:

        ¡Enhorabuena! Así fue la boda eclesiástica de la animadora Gesaria Lapietra y José Silva (+Fotos)
        Conoce al nuevo amor del periodista Román Lozinski (+Fotos)
        Conoce más de “Harmony OS”, el sistema operativo con el que Huawei competirá con Android
        Paulina Rubio regresa a los escenarios con "mucho power" en su "Deseo Tour"
        La polémica Clinton-Lewinsky será revivida en la nueva temporada de "American Crime Story"
        Esta es la nueva y curiosa hamburguesa que KFC lanzó al mercado
        Explosión Musical Apolo 30/11/19