Feliz Navidad

Mira cómo mantener la chispa sexual en las relaciones largas

Publicado: 5 de octubre de 2018 a las 14:01 | Última actualización: 5 de octubre de 2018 a las 14:21


El novelista, periodista y crítico francés, Remy Gourmont, sostenía que “de todas las aberraciones sexuales, la más singular tal vez sea la castidad”

La lujuria y la pasión son sentimientos que predominan en al mayoría de las relaciones, sobre todo en la etapa del enamoramiento, donde todo parece ser color de rosas, pero la realidad es que esto cambia con el pasar de los años.

Algunos expertos aseguran que existen  hábitos que afectan y retrasan la sexualidad en la pareja y que al final terminan por dañar la relación.

Por eso hoy traemos una serie de recomendaciones para a pesar del cansancio y la costumbre, aprendas cómo encender y mantener el libido sexual en tu pareja:

1.  Recordar qué fue lo que nos atrajo de nuestra pareja

Hay muchos momentos en los que debemos detenernos y volver a revisar nuestros proyectos, sueños y aspiraciones, ya sea para enderezar el camino hacia ellos o para planear otros nuevos.

Lo mismo sucede con la convivencia en pareja, se debe conservar un poco de la esencia de los primeros tiempos de la relación. Lo ideal es recordar lo que nos atrajo del otro/a que probablemente se ha escondido entre los horarios laborales interminables, los hijos y la intendencia.

La psicóloga y sexóloga, Carme Sánchez Martín, del Instituto Clínico de Sexología de Barcelona, recomienda "mantener los rituales que se hacían al principio de la relación. Seguir siendo novios. Cuando a mi consulta llegan parejas que viven juntas pero sin sexo y quieren retomar la actividad erótica, le pongo lo deberes de volver a hacer lo que les gustaba".

Agrega que se debe "intentar un acercamiento, primero amistoso y sensual, para que derive luego en el sexual; ya que ir directamente al sexo es casi imposible". También destaca que la distancia aumenta su atractivo.

2. Conocer bien lo que le gusta al otro/a

Los gustos sexuales de las personas pueden ir cambiando con el tiempo, o tal vez quieran probar cosas nuevas. Por lo que es recomendable comunicarlos y mejor si se hace fuera de la cama, en un ambiente tranquilo y amigable porque, según han experimentado en varias ocasiones, algunas personas suelen distraerse demasiado en el lecho y son incapaces de hacer caso a las sugerencias que se hacen.

Es muy difícil que una pareja coincida en gustos o afán aventurero, por lo que es importante pactar. La sexóloga Sánchez considera que "es importante tener una actitud abierta y estar dispuestos a probar cosas y compartir fantasías, pero hay que evitar que uno sea siempre el que pida y otro el que acepte. Dos clásicos que suelen demandar los hombre son tener sexo anal, mientras que las mujeres parecen estar siempre dispuestas a realizar las fantasías de otros que las suyas propias".

3. Seguir siendo dos personas y no una pareja

Cuando los miembro de una pareja pierden su individualidad comienzan los problemas, ya sea que esa fusión casi nunca es democrática ni heterogénea. Es bueno tener un proyecto de vida en común, pero respetando siempre las individualidades.

Las tareas le puede corresponder al otro pero que se asuman como de la pareja. Luego se unos años de convivencia, la pareja abandona el sexo, pero cumple con tareas ingratas que deberían ser individuales y molestar solo a uno, no a dos. Esto es muy importante porque si la pareja comienza a aburrirnos de en posición vertical, probablemente lo haga  también en la cama.

Se debe cultivar con esmero el jardín privado, la propia sexualidad, como en la adolescencia. "Seguir cuidándonos, mimándonos, masturbándonos, haciendo cosas para nuestro propio placer; porque eso aumentará nuestro deseo y beneficiará al otro", dice la doctora Sánchez.

4. Coquetear a pesar de la confianza

Estos pequeños juegos requiere de muy poco tiempo, así que podemos hacerlo a pesar de que las tareas diarias nos impidan tener relaciones más a menudo. Cortejar a la pareja mantiene vivo el frágil erotismos de las uniones duraderas.

"Las parejas con sexo mantienen un cierto grado de sensualidad fuera de la cama", señala Sánchez, "se tocan, se besan, se mandan mensajes. Guiños que ejercitan el deseo. Saben que la sexualidad es muy amplia y va más allá del coito. A veces no es tanto el tema de tengo que tener ganas. Las caricias, los abrazos, masturbar al otro o darle un masaje".

5. Ver el sexo como un gran territorio a explorar con muchas sorpresas

David Lynch considera que "el sexo es la puerta a algo poderoso y místico, aunque el cine generalmente lo presente de un modo muy seco". El escritor italiano, Cesare Pavese, sentenció que "si el sexo no fuera la cosa más importante de la vida, el Génesis no empezaría por ahí".

Lo bueno de la monogamia es que se puede explorar profundamente la sexualidad, de la mando de alguien de confianza.

Reporte1.com/Con información de El País

Continúa Leyendo:

¡Irresistible! Prepara este rico “Domo volteado de piña” para navidades
¿Le gustan mayores? Aseguran que este es el nuevo amor de Kerly Ruiz (+Fotos)
Migbelis Castellanos: “Quiero agradecerles a todos ustedes por su apoyo en NBL”
¡Irresistible! Prepara este rico “Domo volteado de piña” para navidades
Más de 90 mil personas utilizaron el sistema de Trolebús, Trolcable y rutas turísticas de Mérida en Semana Santa
Prevén edificar 2.500 nuevas viviendas en Falcón para 2018
Feliz Navidad