Bienvenidos

¿Qué esconde la mente de una mujer? Descubre cuáles son las fantasías de las féminas

Publicado: 17 de enero de 2019 a las 12:26 | Última actualización: 17 de enero de 2019 a las 15:29


Tanto los hombres como las mujeres, tenemos unas mentes eróticamente hiperactiva ya que según las investigaciones de Proyecto Tabú, el 95% de las personas fantasean con sexo.

La psicóloga y sexóloga Georgina Burgos, señala que "casi todas las personas tenemos un mundo interior sexuado y sentimos curiosidad por saber qué y cómo fantasean los demás". En su libro "Proyecto Tabú" señala que "La fantasía sexual es un recurso erótico como lo puede ser una película pornográfica o un juguete. Mientras fantaseamos, en la imaginación no existen las consecuencias que pudiera tener esa acción en la realidad. Tampoco tenemos que dar la talla ni vamos a ser juzgados". Fantasear es una herramienta de alcance de cualquiera para disfrutar de unos minutos 100% placenteros.

Cabe destacar que esto puede ser un arma de doble filo que nos puede hacer sufrir. Cuando se lleva a la practica podría acabar en un mala experiencia. "De la fantasía a la realidad hay una distancia. Tú puedes imaginar que tienes sexo con 17 hombres y te puede parecer súper excitante. Pero a la hora de la verdad, ya veríamos si serías capaz de aguantarlo y si al cuarto te seguiría apeteciendo tanto", dice la periodista sexóloga Sylvia de Béjar.

Las mujeres siempre tienden a adornar las fantasías de forma detallista, a diferencia de los hombres.

“Nancy Friday, que ha escrito uno de los mejores libros que existen sobre fantasías sexuales femeninas, Mi jardín secreto, habló con cientos de personas durante horas y dijo, literalmente, que ‘por cada persona que me ha hecho partícipe del goce que le produjo hacer realidad sus fantasías sexuales, hay tres o cuatro que sabían de antemano que el intento no daría resultado o habiéndolo probado se llevaron un desengaño”, agrega De Béjar.

Además la fantasías pueden causar conflictos internos, incluso si no llegan a materializarse. "Algunas personas, ciertas fantasías les pueden generar malestar porque les provocan una excitación y consideran que no deben permitirse ese tipo de imágenes. Si nosotros les damos una connotación negativa, las vamos a percibir como algo molesto", explicó Burgos.

Tanto los hombres como las mujeres, tenemos unas mentes eróticamente hiperactiva ya que según las investigaciones de Proyecto Tabú, el 95% de las personas fantasean con sexo. Georgina Burgos explicó que "entre hombres y mujeres hay más puntos en común que en discordia. Aún así, hay algunos matices que les separan. Por ejemplo, en las féminas hay una tendencia a añadir elementos y adornar las fantasías con más detalles".

Es posible que se saquen los fantasmas, miedos o cosas que nos han podido suceder en algún momento y que todavía coletean en el subcociente, a través de las fantasías.

Esta afirmación la complementa De Béjar. "Es en cómo imaginamos en lo que a lo mejor hay más diferencia con respecto a ellos, Nosotras somos más imaginativas, románticas y proclives a añadir más emoción en el argumento de nuestras fantasías. Probablemente somos más de recrear la historia. Eso nos resulta excitante aunque en nuestra ficción no esté pasando nada físico todavía".

Las expertas señalan que después de su investigación, que el tipo de fantasía más recurrente en las mujeres "es la que involucra lugares que tienen un sentido erótico o que aportan un plus de erotismo, como hacerlo sobre el capó de un coche, en la playa, en un ascensor o en un probador de una tienda. Es decir, el lugar como centro y componente erótico. Las otras más habituales son los tríos y tener una relación sexual con un desconocido. Esta última, se presenta en el 12% de las mujeres, mientras que en ellos el porcentaje solo llega al 5%" señala Burgos.

Es muy importante para las mujeres el lugar como centro y componente erótico, pero que sean las más frecuentes no quiere decir que sean las únicas. "Hay algunas muy inocentes, de gente que tiene fantasías muy simples, y otras muy complicadas".  También están las perversas.



Tú creas las fantasías a partir de muchas cosas, pero en cualquier caso, sea lo que sea lo que pensemos, salvo que nos horrorice lo que pensamos, que a veces pasa, todo vale”, afirma De Béjar.

Un grupo de mujeres encuestadas compartieron cuáles son sus fantasías:

1. Almudena señala que se excita "pensando en la idea de que mi novio aparezca por sorpresa en el dormitorio, me agarre por detrás y comience a hacerme el amor de pie con el balcón abierto de par en par. Yo no le veo la cara, pero le siento intensamente, mientras sé que todos los vecinos nos observan y pueden ver las expresiones de placer de mi rostro y cuerpo".

2. Irene desea "tener un trío con mis dos últimos ex. Me entrego a ellos por igual sin hacer comparaciones después de que estuve mucho tiempo comparándoles. Y también siento que ellos dejan de comportarse con celos después de que siempre estuvieran compitiendo por mí. Me excita y, a la vez, me deja con la conciencia tranquila".

3. María sueña con hacer "un intercambio de parejas con mi mejor amiga y su novio es una de esas visiones que de vez en cuando se apodera de mi imaginación. La verdad es que tanto su chico como el mío son estupendos, y creo que estaríamos a gusto".

4.  La profesora Idoia quiere "tener sexo con el secretario de mi colegio a espaldas de mi novio".

5. Carmen señala que "todo lo que percibo como prohibido por la educación que he recibido, en mi imaginación es lo que más me excita. Como flirtear, seducir y acabar teniendo sexo oral con un hombre casado al que he visto solo un par de ocasiones".

6. "Confieso que de vez en cuando me excita pensar en mi marido cuando está en el gimnasio y se desnuda para irse a las duchas. Y está ahí, desnudo, entre tanto hombre macizorro. Uff…", señala Justina.

7. "Tener sexo con alguien más inexperto, un jovencito universitario, para enseñarle y que se dejara hacer de todo", señala Alessandra.

8. Beatriz  quisiera ir de compras con su esposo ir "y acabar en el probador haciendo un rapidito es una de las cosas que más me pueden poner. Ya conocemos el de Zara y el de Mango”.

9. A Marta le gustan los uniformes y cuando necesita "un extra de excitación pienso que estoy haciéndomelo con dos azafatos de compañías aéreas, luego aparecen vestidos de militares y, por último, se enfundan el traje de bomberos".

10. La joven Juncal fantasea con verse "vestida de dominatrix, con látigo y corsé de cuero, es algo que me pone a mil. Y más cuando imagino que a quienes someto son cuatro de los empleados más fornidos que tengo a mi cargo, semidesnudos, cachas y lamiéndome como perrillos”.



11. Ángeles desearía "ser un objeto sexual para un hombre con mucho dinero, que me guste físicamente. Yo me despreocupo de todo. No tengo que pensar en nada, salvo en darle placer y sucumbir a sus caprichos y sus deseos".

Gekcielys Casares/ Reporte1.com con información de El País

Continúa Leyendo:

¡Fuertes declaraciones! Estrella Hurtado habló de la separación de Karen Martello y Brenda Rovero
Karen Martello rompió el silencio y habló de su separación
Mayré Martínez cautivó a los jueces de La Voz en Estados Unidos (+Video)
Estudio revela que las mujeres solteras y divorciadas son más saludables
Prueba esta irresistible Galleta de Chips de Chocolate con Helado de Vainilla
Esta reconocida actriz venezolana reveló que tiene novia
Bienvenidos