¡Sin límites! Descubre las técnicas de masturbación femenina más placenteras

Cada una de estas técnicas puede ser exploradas con o sin pareja, con la única misión de disfrutar cada momento al máximo

El acto sexual está considerado como la manera más placentera de liberar hormonas y mantener el cuerpo en buen estado de ánimo, además de que propicia la concentración tanto de hombres como de mujeres.

La masturbación femenina ayuda a la exploración de la sexualidad, además de conocer detalladamente cada parte del cuerpo y cómo encontrar la sensación más placentera al tocarla, solo recuerda que para cada mujer es distinta y que existen diferentes técnicas para realizar cada contacto.

Frente a un espejo

Tocar tus partes frente a un espejo debe ser excitante, prueba sentarte o acostarte mientras descubres cada espacio de ti. Esto puede ser provocativo y sexy.

Bienvenidos los juguetes sexuales

Al momento de tocar tus partes, en ocasiones puede ser interesante utilizar alguno de los distintos tipos de juguetes sexuales que existen y que de seguro colocándolo en el sitio preciso puede ayudarte a llegar a un clímax.

Toca tus glúteos

La sensación de orgasmos se intensificará más si pruebas apretar tus nalgas varias veces. De esta manera harás volar tu imaginación y explotarás tus partes más sensibles.

Movimientos excitantes y precisos

Si solo vas a utilizar los dedos recuerda que el movimiento vertical y rápido solo generará una leve sensación de excitación, mientras que si quieres probar algo nuevo, busca estimular circularmente y con presión los alrededores del clítoris, esto te permitirá disfrutar más y terminar en un climax total.

Usa una almohada

Es muy frecuente sufrir de sueños eróticos con los que se despiertan tus deseos sexuales y si ese es tu caso, en oportunidades te levantarás húmeda por lo que una masturbación no sería mala idea.

Como se trata de estar acostada, busca una almohada como ayuda y ponla entre tus piernas, esto te ayudará a realizar movimientos y aplicar presión al clítoris mientras te mueves. Con esto certificas que no solo los vibradores son tus aliados al momento de sentir placer por ti misma.

Cruza las piernas

Otra de las técnicas que no ameritan mucho esfuerzo y el uso de ninguna herramienta, es el cruce de las piernas, con la que aplicarás cierta presión al clítoris apretando los muslos, esto acompañado de unos ejercicios de “abrir y cerrar” las paredes de la vagina lograrán una mayor satisfacción.

Cada una de estas técnicas puede ser exploradas en la intimidad con o sin pareja, con la misión de disfrutar cada momento al máximo, procurando siempre lavar bien las manos y los utensilios que vayas a utilizar, porque en el sexo no importan las reglas, pero sí la higiene.

Reporte1.com 

Compartir