Surfista murió en Texas por una “ameba come cerebros”

https://www.gofundme.com/the-fabrizio-stabile-foundation Fabrizio Stabile Credit: GoFundMe

Las autoridades cerraron el parque acuático de Waco, Texas, tras la muerte de Stabile, puesto que el surfista se bañó en una piscina de olas horas antes de sufrir los primeros síntomas

Recientemente murió el surfista Fabrizio Stabile, de 29 años, tras resultar contaminado con una bacteria llamada Naegleria fowleri, más conocida como ameba come cerebros.

Sus amigos señalan que  Stabile estaba cortando el pasto de su casa cuando sintió un fuerte dolor de cabeza. Pensando que solo era una jaqueca, se tomó unas pastillas y se acostó a dormir.

Al día siguiente su madre llamó a emergencias, puesto que el deportista no podía levantarse de la cama o hablar coherentemente.

Fue trasladado al centro médico, donde le diagnosticaron meningitis bacteriana, ya que sus síntomas coincidía con el cuadro clínico, inflamación en el cerebro y fiebre alta. Sin embargo el paciente no respondía a la medicación y el procedimiento indicado para dicha enfermedad.

Los médicos le realizaron varios exámenes y descubrieron que Fabrizio tenía un peligroso microorganismo en su cuerpo que solo había sido diagnosticado 142 veces en más de medio siglo en Estados Unidos.

El paciente entró a muerte cerebral, debido a que había pasado mucho tiempo entre el primer momento en el que presentó los primeros síntomas y su diagnóstico, por lo que no pudo ser tratado con el medicamento que salvó a 3 de los 5 únicos sobrevivientes de la enfermedad en EEUU.

Las autoridades cerraron el parque acuático de Waco, Texas, tras la muerte de Stabile, puesto que el surfista se bañó en una piscina de olas horas antes de sufrir los primeros síntomas. Actualmente se esta investigando si el joven contrajo el microorganismo en estas aguas.

Ahora los amigos de Fabrizio decidieron hacer una colecta a través de las redes “crowfunding” para advertir sobre el peligro de la Naegleria fowleri y buscar recursos para investigaciones para encontrar una cura.

Reporte1.com/Con información de Caracol

Compartir